Internet Descentralizado (Parte 1)

Internet se ha convertido en una herramienta de uso común en nuestra sociedad. Se puede decir que, en un alto porcentaje, lo usamos para casi todo, correo electrónico, compras, reservas, chats, almacenamiento y un largo etcétera.

LIBERTAD

Como un usuario más de esta red en la que vivimos y con unos conocimientos muy básicos en niveles de seguridad informática y privacidad en la misma, me he topado con un tema del cual había oído hablar pero que no había profundizado mucho en él.

Me he documentado sobre la privacidad en Internet, de cómo nuestros datos van y vienen, pasando a través de servidores en donde nuestros datos pueden llegar a ser vulnerables y accesibles. Buscando, leyendo y contrastando dicha información de cómo poder evitar esto, me he topado con un concepto que no es nuevo, el internet descentralizado.

¿Qué es esto? ¿Para qué sirve? ¿Cómo puedo usarlo? ¿Es para mí?

Me han ido surgiendo muchas dudas, así que empecé a organizar dicha información. Casi todos usamos un ordenador o un Smartphone pero muy pocos sabemos hasta qué punto nuestra privacidad está expuesta.

“Todos tus datos personales los controla la ISP”

¿QUÉ ES EL INTERNET DESCENTRALIZADO?

Tipos de Redes

Para explicarlo rápidamente, os voy a hacer un resumen. Imaginaros la siguiente situación:

Como usuario, contratas internet a través de una proveedora de servicios de Internet (su nombre técnico es ISP), puede ser tanto para tu hogar, empresa o dispositivo móvil. Ok, hasta aquí todo bien ¿No? Es lo que hemos hecho siempre ¿Queremos internet? Pues nada, a buscar la mejor oferta para mí y llamar para que vengan a instalármelo.

Bueno bien ¿Y qué tiene esto de malo? Nada y todo a la vez, me explico:

1º) Resulta que, por si no lo sabes, todos tus datos personales los controla la ISP. Sabe quién eres, sabe que tráfico en la red tienes, ya que tu conexión comunica con ellos directamente y conocen todos tus movimientos en la red ¿Te da igual? Bien…pero ¿Sabes que esos datos, a pesar de que has firmado un contrato protegido por la Ley de Protección de datos en donde tus datos, se supone, están bajo llave y que nadie tiene acceso a ellos, da igual porque realmente si hay acceso y que incluso se han llegado a vender? ¿No me crees? ¿Cuántas veces te han llamado de una compañía telefónica para ofrecerte sus servicios? ¿De dónde han sacado tus datos? … ¿Me vas entendiendo ahora?

2º) Ahora olvídate de las ISP, piensa por ejemplo en las redes sociales, buscadores, etc. ¿Te has dado cuenta de que te ofrecen publicidad que va acorde con lo que tú sueles buscar y ojear por Internet? Tu navegación no es del todo privada. Se sabe el origen, país de procedencia, tu IP y coordenadas geográficas, incluso hasta tu nombre o cuales son las cosas que sueles buscar por internet. ¿No te da un poco de fatiga todo esto?

3º) Estamos muy acostumbrados a usar servicios de terceros para mejorar nuestra calidad de vida en la red. Servicios de correo electrónico como Gmail, servicios de alojamientos de datos en la nube como DropBox u OneDrive, servicios de streaming. No nos hemos parado a pensar en que mis datos, ficheros he información personal están en la nube ¡Qué bien! Pero, están en manos de otros ¿Y si deciden cortarme el grifo? ¿Cómo recupero yo todas mis cosas? ¿Y si las autoridades del país donde reside el servicio solicitan datos de las cuentas de usuario?

Esquema de solicitudes en la red de un usuario

 

Evidentemente es posible que estés pensando “Pero esto no puedo evitarlo” ¿No? Al final, nos hemos acostumbrado tanto a utilizar así internet que mucha gente no se ha parado a pensar en esto, en que tus datos no son solo tuyos y de que, aparentemente, no puedes hacer casi nada, casi…

Pues para evitar todo esto está el concepto de Internet Descentralizado, que consiste en navegar por la red lo más privadamente posible sin la necesidad de que los puntos 1, 2 y 3 existan (o por lo menos en gran parte) y evitar así que nuestros datos estén en manos de otros.

“Una posible privacidad se puede conseguir con el Internet Descentralizado, donde el uso de terceros para navegar por la red queda a un lado”.

Hasta aquí la primera parte que ha sido muy teórica y no te quiero abrumar, no te preocupes por ello, todo conocimiento es bueno y no todo esto que te intento explicar y que utilices es teórico, hay parte práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *